13 diciembre 2017

One Planet Summit: Veolia reitera la crucial movilización de las empresas para enfrentar el desafío del cambio climático

Dos años después del histórico Acuerdo Climático de París, Emmanuel Macron, Presidente de la República Francesa, Jim Yong Kim, Presidente del Banco Mundial, y Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, organizaron One Planet Summit en París. La Cumbre reúne a líderes internacionales y ciudadanos de todo el mundo para enfocarse en las soluciones a implementar que respondan a la emergencia ecológica en nuestro planeta. Durante el evento en el que participó Antoine Frérot, Presidente y CEO de Veolia, el Grupo reiteró el importante papel de las empresas en la lucha contra el cambio climático.

planet
Las partes interesadas reunidas en el One Planet Summit persiguen tres objetivos: Actuar concreta y colectivamente; innovar para adaptar nuestros sistemas y acelerar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

 
Empresas: impulsores esenciales en la lucha contra el cambio climático

El pasado noviembre, 15.000 científicos de todo el mundo dieron la voz de alarma, diciendo que las posibilidades de que la temperatura aumentara por debajo de los 2 grados cada vez eran menores.
 

El CEO de Veolia, Antoine Frérot cree que la movilización de las empresas, junto con las autoridades públicas y la sociedad civil, es esencial si queremos ganar la batalla climática: "Debido a que están en el corazón de los procesos de producción e innovación, las empresas pueden diseñar e implementar soluciones más sobrias, porque ahora saben que tienen mucho que ganar liderando esta lucha y mucho que perder al ignorarla. "


Los compromisos de Veolia para enfrentar el desafío climático

- Desarrollar la economía circular que convierte los residuos en nuevos recursos. Por ejemplo, fabricar una botella de PET reciclado emite un 70% menos de CO2 que la producción que utiliza productos derivados del petróleo.
- Transformar el metano residual en energía verde (biogás, electricidad o calor), ya que su contribución a las emisiones de gases de efecto invernadero es en realidad del 40%, que es tanto como el CO2.
- Establecer un precio de emisión de carbono predecible y robusto. La idea es aplicar el principio de quien contamina paga al dióxido de carbono, como ha sucedido con éxito durante muchos años en relación con las aguas residuales y los desechos. Veolia se ha fijado un precio interno de carbono, que se utiliza para decidir sobre las inversiones del Grupo.